14 abr. 2012

Cazadora Capítulo 22


             Podría decirse que la semana de descanso que les habían permitido pasó rápidamente. Visitaron a Lyan en la enfermería hasta que al quinto día le dieron el alta. Gracias a las avanzadas medicinas que el noble había adquirido para los participantes, puesto que como él dijo: “el show debe continuar”.

En el tiempo libre entre visita y visita, Shena trató de encontrar a Leane, el hada que trató de matarla y fracasó gracias a la inesperada intervención de Aeris.

Quería…no, necesitaba sonsacarle la información que disponía sobre el desconocido que masacró a su corte. ¡Shena ardía con deseos de venganza!
Pero con sorprendente y exasperante facilidad, Lean esquivaba cada intento de entablar una “amigable” conversación por parte de Shena.

Hasta que ya a falta de un par de días de la última prueba y con la tranquilidad de que Lyan ya se había recuperado por completo, Shena cambió de estrategia.

El Hada de la Noche caminaba por la plaza del pueblo en la hora del almuerzo, bajo el protector velo de magia que hacía que sus llamativos rasgos azules pasaran por completo desapercibidos. Localizó a Aeris con relativa rapidez, puesto que su dorado pelo contrastaba bastante con el cabello oscuro muy común entre los duendes. Se encontraba en un puesto de armas.

Lo miró con atención, curiosa sobre qué iba a comprar, mientras caminaba hacia él esquivando a la gente apresurada que iba a sus casas o a un bar cercano a comer a tales horas. Cuando Aeris cogió un par de puñales de la amplia variedad que el afable vendedor le ofrecía, Shena se posicionó a su lado sin que él lo notara.
Ella misma se dedicó mirar las magníficas armas también. Había de todo tipo y tamaño, desde pequeñas y ligeras cuchillas hasta pesadas alabardas.

Señaló un puñal cuya pequeño mango rojo como la sangre le recordó al color que adoptaron los ojos de Kian cuando se puso furioso.
-Creo que ese te vendría bien.-comentó al fin, ganándose para su regocijo, una sorprendida mirada de él, luego Aeris fijó su mirada en el arma que había señalado y la cogió para observarla mejor.

-Exquisito gusto, señorita. Ése arma es única y letal, pequeña y ligera. Perfecta para un ataque desde lejos.-proclamó el vendedor, sonriente ante tan probable venta.

Tras mirarla detenidamente, Aeris levantó la vista hacia Shena, al mismo tiempo que le tendió el puñal al ansioso vendedor.

-Me lo quedo.-dijo mirando al hada con una enigmática sonrisa.

***

Pocas ganas tenía Kian de volver a luchar, a pesar de su ímpetu por obtener otra pieza más del tesoro de Flynn. 
Aún seguía preguntándose para qué trataba Shena de reunirlo. ¿Venganza? ¿Revivir a sus familiares y amigos? ¿O quizás algo más profundo y complicado?

A la vez, estaba algo preocupado también sobre el tema de la próxima prueba. ¿Sería mortal esta vez?

Todas esas preguntas sin respuestas y pensamientos se desenfocaron cuando vio pasar como una exhalación al Hada de la Noche que tantos calentamientos de cabeza le estaba dando. La notó realmente alterada.

Natalia, Lyan y Kian se miraron durante unos segundos. Los tres no pudieron evitar sobresaltarse ante el fuerte portazo que se oyó en el piso de arriba, probablemente del cuarto de ella.

-¿Qué…?-comenzó Natalia a preguntar, pero una mirada de Lyan la silenció.

-Iré a hablar con ella.-dijo en voz muy baja mientras se levantaba, sin hacer el más mínimo ruido de la silla.

Kian observó cómo Lyan subía las escaleras con silenciosos pasos para que Shena no tratara de evitar que él fuera. Se quedó mirando el lugar pasado un rato, pensando que quizás debería haber sido él el que tendría que haber ido a hablar con ella.

Pero dado el historial de sinceridad que había entre ellos, sería mejor que fuera Lyan. Ella lo hablaría con los demás cuando quisiera y se viera preparada para ello.

Miró a Natalia, que tenía la mirada fija en el fuego de la chimenea, estaba tan absorta que a pesar de que la llamó una vez, no lo miró. Así que Kian manipuló un poco el fuego, en formas antinaturales, de modo que sacó a Natalia de sus pensamientos.

-Perdón, ¿qué me decías?-murmuró automáticamente, sin pensarlo. A lo que Kian respondió elevando una de sus cejas y ella acabó adoptando un bello rubor.

-Decía que qué te apetecería hacer hoy.

Ella sonrió alegre.

***
Shena no sabía qué hacer ahora. Muchos años buscando el maldito nombre de ese asesino y ahora que lo conocía, no estaba segura de qué debería hacer.

Entró corriendo a la casa, pasando velozmente por el salón donde los demás estaban. Necesitaba ordenar sus pensamientos antes si quiera de decidir contárselo a los demás.

Se sentía impotente. Cerró con fuerza la puerta, sin malgastar un pensamiento en si podría haberla roto, y se tumbó boca abajo en la cama. Azkar no se encontraba por ahí, seguramente había salido a cazar, justo en el momento en que más lo necesitaba.

Suspiró impotente. ¿Debería reunir primero las piezas y hacerse más poderosa o ese tiempo que tardara le daría la oportunidad a él de mejorar también? Gritó de frustración, ahogando el sonido con la almohada.

Agradecía de corazón que Aeris se lo dijera. Él ni siquiera sabía cuánto le debía hasta ahora. 

Akallabêth Filarie. 

Su nombre estaba grabado a fuego en su mente junto con lo que Aeris le advirtió.

“-Ten cuidado con él, Shena. Se dice que ha de tener más años que todos los duendes juntos de esta región. Es realmente poderoso y desde su aparición para esa matanza, se desconoce su paradero.”

‹‹Maldito cobarde.›› Fue lo que pensó Shena al oírle decir lo último. ‹‹Ya va siendo hora de que pagues las consecuencias.››

Sin embargo, la voz de la razón le decía que antes debía fortalecerse, puesto que su enemigo ya ha tenido muchos años para acumular poder.

Oyó que alguien abría la puerta de su cuarto. Pensó que sería Kian, pero le sorprendió escuchar a Lyan.

-Shena, ¿qué te ocurre?-dijo él, preocupad. Sin embargo, Shena no debía contarle a nadie lo que había descubierto, “Ak” no debía enterarse de que ella ya conocía de su existencia.

Así que no le contestó a Lyan, tratando de hacerse la dormida, aunque sabía que él notaba que no.

Pasados unos cuantos minutos en incómodo silencio, él suspiró.-Sabes que si deseas desahogarte nos tienes a los tres.

Dicho esto, volvió a salir por la puerta, cerrándola tras de sí.

La cara de póquer que ella había adoptado para mantenerse fría calló en cuanto se cerró la puerta. No, no podía seguir siendo amiga de ellos. No quería que se vieran envueltos en el, más que probable, mortal enfrentamiento. No deseaba la muerte de los, hasta ahora, tres únicos amigos a los que había llegado a conocer bien.

Y con esto, Shena se propuso cambiar o debilitar el lazo que los unía a ella.
Un pequeño ruido la sobresaltó, se trataba de Azkar, que la miraba desde la ventana.

***

Oyó bajar a Lyan con pasos pesados, y a juzgar por la rapidez con la que había bajado, no consiguió que ella hablara con él.

Cuando se asomó por la puerta del salón y negó con la cabeza, Kian tuvo el presentimiento de que eso que Shena no quería contarles era algo malo. ¿Qué habría descubierto? ¿Algo de él?

Pensar aquello le puso tenso. No, imposible que hubiera averiguado algo. Pero había una posibilidad, por escasa que fuera, de que ella lo hubiera hecho.

Escuchó como Shena bajaba, y miró a los demás. Ella entró en el salón y se los quedó mirando un rato, con una cara impasible.

-He de irme, pero no os preocupéis, el día de la última prueba estaré allí con vosotros.-prometió sin rastro de emoción en su voz. Kian la miró, odiaba esa máscara que ella había adoptado. No dejaba que sus expresivos y bellos ojos azules transmitieran lo que pasaba por esa testaruda cabeza.

-Shena, ¿qué…?-comenzó él a preguntar, pero ella dio media vuelta y desapareció por la puerta, llevando consigo sus armas y escasas pertenencias, y con Azkar caminando detrás suya.

¿Qué acababa de ocurrir?

Natalia se levantó corriendo y se asomó a la puerta, pero no había ni rastro del Hada de la Noche.


Perdonad por la tardanza de este capítulo, algunos habréis leído la entrada anterior y comprendísteis el por qué, quiero agradecer tales comentarios a Gaby, Any, Kashmir y Pauline :) Vosotras y todos los demás seguidores sabéis que si alguna vez necesitáis algo y en mis manos está la posibilidad de hacerlo, nada más decírmelo por email o un comentario :)
No se por qué, hoy estoy algo melancólica, no logro explicarme a mí misma el porqué. En fin, no me enrollo más, traté de hacer este capítulo algo más largo como recompensa :$
¡Cuidaros mucho!
Att. Patricia

PD: ¿os gustó la imagen? Es la primera vez que trato de retocar una foto, nunca había pasado de eso de iluminarlas un poco xD así que ya veis, para mí cambiar el color de ojos, pelo y boca ha sido todo un reto  ;)

13 comentarios:

  1. Una palabra: Perfecto.
    Gracias por tu comentario, preciosa, me subiste la moral:)
    Y la foto te ha quedado genial. ¡Un besito y suerte en todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno linda, me alegra que te gustara el capítulo :)
      ¡Espero que a tí te vaya todo muy bien también!
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ ME ENCANTAAAAAAAAAAAAA
    Fue cosa mía o noté a Kian enfadado porque Natalia no le hacía caso? <33 QUÉ MONOOOOOOOOO! Jjajajajajajaja y Nat toda ensimismada...¡¡¡¡Y ÉL QUERIENDO LLAMAR SU ANTENCIÓN!!!! <3
    Muero de amor con esos dos XDDDDDDD
    Por cierto, he visto algunos fallitos sin importancia, como algún leísmo, comerte una letra o cosas así...
    La imagen te quedó genial :D Aunque deberías retocarle los labios, porque hay zonas que quedaron sin pintare incluso creo que te quedarían mejor en otro color que no sea ese naranja ^^ Solo es mi opinión!

    Un besazo Patricia <33
    NATALIAXKIAN & KIANXNATALIA FAN CLUB XDDDDDDD <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jé :3 me alegra que te gustara, Kian puede ser muy... lindo(?) cuando quiere ;)
      Y arreglé ciertos fallos que vi, ¡muchas gracias por decírmelo Gaby! Respecto a la foto, lo retocaré en cuanto tenga algo de tiempo jaja :)
      Un besazoo! <33

      Eliminar
  3. Fantástico!!!Y como yo soy yo...Me ha encantado la pequeña parte en la que estan Shena y Aeris...esque se podría decir que hay química entre ellos? Jajajaja
    Y al igual que Gaby tambien me encantó la parte de Natalia y Kian...jajaja...
    Pero sigue quedandome una duda que me enloquece por dentro:¡¿Qué es kian?! xD
    Y la foto te quedó muy bien...me encanta *-*
    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡La gran duda! ¿Qué narices es Kian? Ya se verá.. e.e :)
      Un besito:D

      Eliminar
  4. Enserio me tiene muy intrigada xD
    Aunque creo que escribiste que era una mezcla entre dos especies...creo sino es así me lo habre sacado yo jaja
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Saqué a la luz que en su sangre había, de hada y de duende, pero de algo más que ella no logró descubrir. ;)
    Besoos!:D

    ResponderEliminar
  6. Me encantó Patricia, increíble. ¿Y qué es eso de Kian? Dime por favor que no es nada malo que muero ahora mismo. Y con respecto a Aeris estoy con Belén, entre él y Shena hay química.
    Tengo ganas de que subas el próximo capítulo porque ahora nos dejas mas con la duda, quiero leer tu estupenda historia!!!!
    La foto te quedó genial, si no hubiera leído tu comentario no habría sabido que la habías editado tu jajajajaja y bueno me voy a dormir ya, que si no me enrollo.
    Un besazo muy grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay el misterio de Kian está provocando revuelo por aquí ;) Ya queda menos para que lo averigüeis :D
      Me encanta que te encante Pauline :D
      Un besote *-* <3

      Eliminar
    2. Por cierto ya publiqué :) http://lookafteryou-paula.blogspot.com.es/2012/04/capitulo-6.html#comments
      Espero que te guste :D
      UN BESO MUY GRANDE!!

      Eliminar
  7. Patricia que bonita persona eres <3

    La imagen te quedó muy bien!
    Creo que Kian ya ha bajado varias posiciones de mis personajes favoritos, e increíblemente y sólo es por tu culpa, Aeris lo ha remplazado. Es que eso de las miradas a una la hacen cambiar de opinión x) Por primera vez creo que me agrada un duende.

    Sheena me desespera un poco pero entiendo sus motivos para ser fría con sus amigos. Azkar aunque ha aparecido vagamente siempre ilumina todo *-*
    Me agrada cada vez más la idea de ver a Kian & Natalia juntos sobretodo por Gaby xDD! aunque me empieza a dar un poquito de desconfianza tantos secretos respecto a él aunque si hubiera tenido algo en contra de Sheena ya hubiera echo algo.

    He tratado de imaginar cuál será la siguiente prueba pero mi cabeza no colabora mucho, sólo me queda esperar.
    Muy bueno este capítulo Patricia!!

    Muchísimos Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Kashmir, tú si que lo eres (L)
      Amo cambiar la opinión de la gente de mis personajes e.e
      Azkar es mi personaje favorito de toda la historia xDD

      La pareja de Kian y Natalia, ¿habrá algo por ahí? ;) Puede que no..o puede que sí. Todo depende de mí jaja :3 (creo que Gaby me amenazaría si no acaban juntos T^T pero ya se verá xD)

      Ay, la siguientre prueba, la que tantos quebraderos de cabeza me está dando, la he cambiado por lo menos cinco veces, no exagero xD

      Besitoos:D

      Eliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3