8 ago. 2012

Cazadora Capítulo 25 (Segunda parte)


Sin previo aviso, una luz deslumbró a todo el mundo.
Apenas duró unos segundos, pero fue suficiente para que pudieran ver, al abrir de nuevo los ojos, que el terreno de juego había sido modificado.

Ahora el suelo arenoso del anterior terreno de juego era pantanoso, con barro por todos lados. Los árboles, la tierra y el agua abundaban, en cambio, el fuego tan solo se podía ver en los extremos del terreno en un par de pequeñas fogatas donde el suelo estaba seco.

Kian maldijo, pues el fuego era el elemento que mejor podía manejar.

-Los participantes de este último combate que bajen de las plataformas y se sitúen en el centro del campo.-ordenó el comentarista sacándolo con brusquedad de sus pensamientos.

Cuando así lo hicieron, la voz de Julián II resonó por todos lados.

-Que dé comienzo el combate decisivo. Deberán tratar de derrotar a sus enemigos; aunque tan solo quede una persona del equipo y nadie más en pie, se declarará ganador a ese equipo. Pueden comenzar.-finalizó.

Nada más comenzar, Shena empujó con suavidad a Kian en dirección hacia donde el fuego estaba.

-Corre.-le susurró.

Y así lo hizo. Con Shena siguiéndolo de cerca, corrió como pudo a través del barro, que casi amenazaba con dejarle atrapado.
Atravesó un par de pozas llenas de agua y evitó, en la medida de lo posible, tropezar con las raíces de los árboles.
Se animó al pisar la tierra seca y firme y se acercó con rapidez al cálido elemento. Cuando miró detrás suyo no pudo localizar a Shena, alarmado, ojeó a su alrededor en busca de Alana o Rhons. Ellos aparecieron por un pequeño sendero, un poco más seco que el camino que él había utilizado. Sonreían y eso le inquietó.

-¿La princesita te ha dejado tirado? ¿Ha huido escondiéndose hasta que te derrotemos?-Se carcajeó el Hada de las rocas, acechándolo y caminando a su alrededor.

-Pobre Kian, tal belleza de mujer resultó ser una cobarde, ¿no?-añadió con crueldad Rhons.

Kian en vez de hacerle caso a los crueles comentarios, suspiró aliviado. No, no la habían atrapado mientras él corría. Así pues, debería de estar ensombrecida en alguna de las ramas de los árboles. Ella no era una cobarde. Les sonrió mientras echó una desapercibida mirada a su alrededor, pero le resultó imposible localizarla.

-Bueno, yo no diría tal cosa, amigos míos.-Masculló acercándose a los dos.

Justo cuando Rhons se acercó a Kian para atacarlo de frente, Alana trató de atacarle la espalda. Pero Shena saltó desde las sombras, gruñendo de rabia y aterrizó sobre el hada, que cayó de bruces en el suelo.

La muchedumbre que observaba el combate vitoreó y gritó, asombrados.

***
Shena aprovechó que Alana y Rhons estaban atentos al camino que Kian había trazado hacia su elemento para ocultarse en las altas ramas de los árboles, que le proporcionaban suficiente sombra para que no la pudieran ver.
Cuando pasaron corriendo cerca de ella y no la vieron, ella se puso en marcha.

Siguió avanzando por las ramas a toda velocidad, o la máxima que su hombro herido le dejaba, tratando de alcanzar a Kian que ya había llegado a su destino. Los otros llegaron justo detrás y ella se agazapó en las sombras, atenta y esperando el momento.

Sintió mucha rabia ante las palabras que ellos le estaban dirigiendo a él. ¿Cobarde ella? Nunca.

Apoyó los pies en el tronco del árbol, al ver que Alana se proponía herirlo. Con un grito de rabia aterrizó sobre una desprevenida Alana, que cayó al suelo ante su peso, Shena tuvo que reprimir un gemido de dolor por su herido hombro ante el brusco movimiento. Se acercó a su oído lo suficiente para poder susurrarle:

-Eres tú la cobarde al tratar de atacarle a él por la espalda, un movimiento muy poco noble, Alana.

Tras eso, se levantó, dejándola en el suelo. A su lado, Kian luchaba contra Rhons, quien parecía que podía manejar el fuego también.

Ella se quedó mirándolo un rato, un lapsus de tiempo que Alana aprovechó para ponerse en pie y acercarse corriendo a la pared de roca.
Alerta, Shena echó a correr para tratar de impedírselo, pero no pudo llegar a tiempo y la mano del hada tocó la rocosa pared.

Nada más hacerlo, la piel del hada se modificó. Adoptó las cualidades de la roca que había tocado; su clara piel se oscureció y se endureció muchísimo.

El Hada de la Noche maldijo, ya que ahora no podría vencerla simplemente a golpes.

-Ten cuidado con Alana, Kian. No sé cuánto tiempo podré manejarla.- le advirtió Shena con un murmullo en la mente de él.

Un fuerte golpe en el abdomen hizo que ella expulsara todo el aire de sus pulmones, dejándola sin aliento. Le había costado caro esa distracción.
Tosiendo y oyendo las carcajadas del hada, recordó que ahora que su piel se había endurecido, sus golpes serían tan duros como la propia roca.

Obligando al aire a entrar en sus adoloridos pulmones pudo volver a ponerse erguida.

Mirando al hada que ante ella se regocijaba de su dolor, trató de recordar lo que sabía sobre esta especie de hada, siempre atenta a los posibles golpes que ella tratara de darle.

Recordó perfectamente la grave voz de su padre cuando trataba de enseñarle ciertas lecciones que ella, a tan corta edad, creía inútiles.

“-Cuando un Hada de las Rocas adopta su forma verdadera, su defensa y ataque se hacen más fuertes, pero como aumenta su peso, la velocidad y la agilidad se reducen considerablemente.”

Esquivó como pudo un puñetazo que Alana le dio, esquivándolo por los pelos, pero pudo darle uno en el hombro que ya de por sí Shena tenía herido. Echándose hacia atrás, trató de aplacar el dolor y poder concentrarse en lo que su padre le explicó.

-La forma más eficaz de derrotarlos es mediante el elemento del agua, aunque un controlador de la naturaleza también sería útil para lograr inmovilizar o arrastrar al hada.”

Shena gruñó ante el recuerdo. Ni Kian ni ella podían manejar el acuático elemento, sin embargo, ella sí podía controlar un poco la naturaleza.

Con las últimas palabras aún resonando en su cabeza, trató de adentrarse en el cenagal, ignorando el punzante dolor de su hombro, para intentar alejar a Alana de Kian.

Saltando de raíz en raíz, que los árboles ponían a su disposición, fue hacia una de las pozas con agua que anteriormente había visto, con Alana siguiéndola de cerca.

Apenas a un par de metros de ésta, paró y se giró para encarar a Alana. Ella llegó sin aliento, ya que el estar de esa forma le complicaba el ir a través del barro.

-¿Ya te cansaste de huir, princesita?-se burló en cuanto logró recuperar un poco el aire.

Ni se molestó en contestarle. Shena levantó su mano y realizó un complicado movimiento para canalizar la magia que iba a emplear. Le costó hacerlo, aún no podía controlar tal cantidad de magia. Pero dio resultado.
Fuertes ramas se movieron de los árboles, rodeando al hada que miraba todo como si no lo creyera, con incredulidad.

-¿Crees que unas simples ramas me dejarán inmovilizada?-se carcajeó ella, y haciendo un movimiento de un brazo, las ramas comenzaron a crujir.

Con rapidez, el Hada de la Noche volvió a tratar de conjurar a la naturaleza, esta vez combinándola tanto como pudo con el aire, e intentó mover a la pesada Alana hasta la poza. Por desgracia el agua y barro no le cubrían más que hasta el pecho, pero estaría inmóvil por un tiempo.
En cambio, un huracán dio inicio allí, en el pequeño claro. Ése parecía ser el elemento de Alana. El Hada de la Noche logró apaciguarlo un poco, lo suficiente para que fuera soportable.
Shena gruñó, se sentía mareada. Había usado demasiada magia.
Apoyó su espalda sobre uno de los troncos, tratando de pedir energía, pero éstos habían usado demasiada y no podría matarlos al cogerles demasiada.

Se deslizó hasta quedar sentada en el suelo, agarrándose el hombro para tratar de reducir la pérdida de sangre y viendo a Alana que a su vez la miraba con furia.

Pudo ver a Kian asomar por entre los árboles, solo, sin Rhons persiguiéndole. Él miró sorprendido a Alana a través del fuerte aire, y Shena logró sonreírle cuando miró hacia ella antes de que perdiera la consciencia por el agotamiento.
Ya iban dos veces en un solo día.

***
Kian atisbó a ver cómo Shena alejaba a Alana del lugar. Supo que trataba alejarla de él y lo agradeció, puesto que antes debería derrotar a Rhons.

Y lo hizo, pero no sin llevarse unos cuantos golpes. Ya que no los habían declarado ganadores aún, supuso que Shena no había vencido a Alana. Preocupado, corrió por entre los árboles, rastreando el camino que habían seguido, algo no muy difícil ya que el Hada de las Rocas había dejado un rastro fácil.

Llegó a la poza, donde miró como pudo a Alana, pues el aire hacia que sus hojos lagrimearan. Shena había logrado enroscarla mediante ramas, lianas y hojas, para luego hundirla en el agua, junto con el fango de alrededor.

Miró a su alrededor, en busca de Shena y la vio sentada en el suelo, con la fatiga y el dolor reflejados en su rostro, sin embargo, ella logró darle una pequeña sonrisa antes de que sus ojos se cerraran.
Dividido entre acercarse a ella o finalizar el trabajo que no pudo terminar ella, optó por lo segundo.

Caminó hasta donde estaba Alana luchando por liberarse, pero ella no podía hacerlo por más que tratara.

Kian se preguntó el porqué. Hasta que recordó que el agua volvía su “peso roca” en contra de los de su especie. Echó una ojeada a Shena. Había sido muy inteligente y astuta.

-¿No se dijo que el combate terminaría cuando no pudieran luchar?-gritó Kian para hacerse oír por encima del estruendo que el aire hacía. Luego, señaló a Alana.- ¡Ella no se puede liberar, no puede seguir luchando!

Se acercó a Shena y la apoyó en su pecho, tratando de examinarle su herida. Dando a entender el punto de que no seguiría luchando.

Se oyó la risa del comentarista.
-De acuerdo joven Kian, entendemos tu opinión. El último combate ha terminado ¡Y menudo combate!

El campo volvió a brillar y cuando logró abrir los ojos de nuevo, tan solo había fina arena en el terreno.

-Que todos los participantes bajen de las plataformas.-ordenó el comentarista.

Natalia y Lyan corrieron en cuanto pudieron hacia ellos dos. Miraron preocupados a Shena, pero suspiraron con alivio cuando un duende se acercó con unas cuantas medicinas y vendas. Kian no se separó de ella y cuando le terminaron de curar y vendar, le cogió la mano. Oyendo de fondo a sus amigos, que le felicitaban por el buen trabajo que había hecho al derrotar a Rhons.

-Shena, despierta.-murmuró zarandeándola un poco. Ella abrió sus ojos poco a poco, aturdida, para luego centrar sus azules ojos en él.

-¿Cómo terminó? ¿Estás herido?-dijo preocupada, tratando de levantarse, pero él no la dejó.

-Gané, ganamos. Y ahora estate quieta, eres tú la que está herida.-gruñó él.

Ella se tranquilizó, dándole una suave sonrisa, para luego fijar su mirada en Lyan y Natalia, que a su lado la miraban ansiosos.

-¡Shena lo has hecho increíble!-gritó Natalia.-¿Cómo lo hiciste? ¡Eres tú la que no sabía usar magia! ¿Cómo pudiste manejar tanta magia?

-Sí, eso. ¡Nunca había visto nada igual!- exclamó Lyan.

Kian, viéndola abrumada ante tanta pregunta, calló a los demás. A pesar de que él mismo sentía curiosidad. Ya se enteraría después de los detalles.

-Ya habrá tiempo para las preguntas.

La voz del Noble resonó por el campo de juego, acallando a todo el mundo.

-Bueno, bueno. Vaya combates más entretenidos hemos podido observar. ¿No lo creen así ustedes? Como todos han podido ser testigos, el Equipo Dos ha ganado, felicidades. Se les dará el premio en una semana, tras dejarles descansar después de estos agotadores combates. Ya les comunicaré el lugar…-

El noble siguió hablando sobre el dinero de las apuestas y los ganadores de éstas, pero ellos dejaron de escuchar.

Shena trató de levantarse para que todos pudieran irse pero de nuevo, Kian no la dejó. La cogió en brazos, sin que ella apenas tratara de resistirse. Estaba agotada.

-Gracias.-susurró, acurrucándose contra su pecho.

Kian caminó, evitando moverla demasiado. Le gustaba sentir su calor contra él, el sentirla segura en sus brazos. Pero aún así, una parte de ella seguía resistiéndose a él, podía notarlo.

Y pronto pondría fin a ello.

*****


Hola :) Espero que os gustase este capítulo ya que por fin finalizó el Torneo Diamante :) A partir ahora la cosa va a cambiar bastante e.e 
Os sugiero que toméis en cuenta un personaje que aparecerá en breve, ya que, aunque posiblemente solo salga una vez en esta historia, será importante ;)

En fin, con mucho cariño espero vuestros comentarios. ¿Qué pensáis de Kian? ¿Cuál será su secreto? ¿No creéis que ha cambiado mucho su personalidad desde el principio de Cazadora

Aún queda historia y espero que sigáis estando aquí :) ya que vuestros comentarios me ayudan muchísimo a la hora de seguir escribiendo :') 
A los nuevos lectores que han aparecido espero que la historia os esté gustando al menos la mitad de lo que a mí me gusta escribirla :D

Cuidaros mucho<3 

PD. Desde ahora trataré de ponerme al día con los blogs e historias que tanto echo de menos. Empezaré a comentar en cuanto me ponga al día :) 

16 comentarios:

  1. ¡Santo Cielo! Eso que leí al último O.O fue como música para mis oídos.

    Creo que todos los personajes han evolucionado, aunque me dejó pensando lo que me respondiste en la entrada anterior sobre Natalia. Creo que no me fío de ninguno por ahora.

    La verdad no tengo idea sobre el secreto de Kian, le doy vueltas al asunto pero no puedo formar una hipótesis buena.

    Si yo estuviera entre el publico (lo más seguro junto a Azkar e_e) tendría un letrerote apoyando a Sheena. Dio una excelente batalla (:

    Espero al siguiente, Patricia<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja eso de: "Y pronto podría fin a ello" te ha gustado ¿eh? ;)

      Jaja te has quedado pensativa respecto a lo que te dije e.e eso pretendo jaja que no deis todo por sentado ;)

      En cuanto al secreto de Kian..digamos que se verá en su debido tiempo. Probablemente ocurra cuando menos os lo esperéis :P

      Jajaja tú como yo, junto a Azkar en el público xD

      Pronto cielo, tengo esccrito un cuarto de cap jaja :D <3

      Eliminar
  2. La verdad es que la historia no para de mejorar con cada capitulo:) En serio tú sigue así que vas de maravilla!! Me encanta desde el principio la historia<3
    Un beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Any :) La verdad es que agradezco tu apoyo desde el principio. Adoro leer tus comentarios :D
      <3

      Eliminar
  3. Eché de menos a Natalia T____________________T
    Yo creo que Kian tiene problemas de auto-control con un poder raro porque es muy poderoso y no consigue manejarlo bien o algo así.
    Una cosita que vi mucho y me hizo mucha gracia:
    Sheena y Kian siempre que tiene diálogos es:
    No sé que no se qué-gruñó Sheena.
    Blablaba-gruñó Kian.
    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJA ES GENIAL, SIEMPRE GRUÑENDO XDDD

    Siguienteee *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ey Natalia ha salido un poco al final jaja Hay que tener en cuenta que no es personaje principal y bueno..en algún momento podría dejar de aparecer. (Me da miedo nada más que decirlo, ya ves si llego sacarla me daría miedo tu reación xDD)

      Respecto a los gruñidos..lo sé jaja lo hago a caso hecho. Pero pareces ser la primera que se dió cuenta jajaja! Podría decirse que ellos dos chocan mucho e.e jaja ;)

      <3

      Eliminar
  4. Por fin a acabado el torneo!! Me traía de cabeza tanta tensión por saber si ganarían o no >.<

    El capítulo genial, me ha encantado ^.^

    En esta historia apostar seguro por las relaciones sería pinchar en hueso, ahora parece que Sheena y Kian andan bien, pero sigue habiendo tensión y el secreto de Kian me tiene comiéndome las uñas. Yo voy haciendo la hipótesisi de que es un híbrido de algo. Osea duende y algo más, y que tiene un poder extraño o poco común. Pero lo dicho, es una hipótesis y es probable que me equivoque de lleno jaja

    Tengo curiosidad sobre ese nuevo personaje *.* Y coincido con Kash en que la forma de terminar ha sido... mejor que genial. Me ha dejado con unas ganas terribles de más!!

    Besos guapa :D Espero con ganas el siguiente ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay me encanta las hipótesis que vais haciendo sobre Kian. Pero todo se desvelará en su debido momento e.e jaja :)

      <3

      Eliminar
  5. AODJIVCJFINVCDIS Me has dejado de piedra!
    Shena es ALUCINANTE :DDD Estaba segura de que ganarían :)
    Mi Kian <333 es tan monoso *3* Confiaba en Shena...se preocupaba por ella...la cuidaba...¡Yo quiero un Kian! jajaja
    Me encantó la descripción del combate, hacía creer que estabas viviendolo tu misma :33
    Pero ahora con las notas tuyas me has dejado muuuy intrigada, la verdad. ¿Qué las cosas van a cambiar? U.U me das miedo :P no me vayas a quitar a mi Kian ¬¬ que yo soy muuuy chunga y no tendré problemas en defenderlo e.e
    No sé como lo haces, pero en cada capítulo consigues que me enganche más a la historia, cosa que ya no creía posible ^^
    Muchos besitos cielo, sigue escribiendo así de bien :))
    http://ocurrioenlanoche.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja tú eres de Team Kian :D
      La verdad es que la descripción del combate es de lo que más calentamiento de cabeza me ha dado. Porque yo en mi cabeza lo veía como en una peli y me costaba plasmarlo con palabras :P Me alegro que os haya gustado :)

      Pasaré en cuanto pueda por tu blog(L)

      Eliminar
  6. Se me ha hecho demasiado corto el capítulo de lo a gusto que lo estaba leyendo. Me has dejado intrigada con todo.

    Adoro cuando veo que has subido capítulo, salto y todo porque estoy enganchadísima a tus historias pero sobretodo a tu blog.

    Lo leo desde tu primera historia y con cada historia al igual que con cada capítulo vas mejorando más y más hasta tal punto que me entran ganas de sentarme a tu lado en el ordenador y obligarte a que escribas (es broma, lo de obligarte :D) Pero entiéndeme, esta historia es como el oxígeno. No puedo vivir sin ella :)

    Por cierto, ve dando detalles sobre el secreto de Kian, no vale tenernos en la inopia.

    Bueno dejo ya de comentar que te vas a aburrir con mis laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargos comentarios... Vale, no xD

    Un beso muy grande, y publica pronto. :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pauline, eres una de las que siempre ha estado aquí y eso es algo que no se olvida(L) Cada vez que publico espero muy impaciente tu comentario jaja :)
      Porque chica, adoro saber tu opinión;)

      Respecto a los detalles del secreto..hace unos cuantos capítulos di un pequeño detalle. Aunque no creo que sea recordado a estas alturas -.-" jaja

      Bueno, os refrescaré la memoria: cuando estaba tratando de entrenar a Natalia y se puso histérico, Shena trató de calmarlo y pudo ver por un momento que sus ojos se habían puesto rojos.

      Y otra cosa: adoro tus comentarios laaaaaaaargos :3

      Besos(L)

      Eliminar
    2. OIS OIS OIS QUE ME PONGO ROJA :D Sabes que me ha gustado, que digo gustado, ENCANTADO como escribes desde que empezaste y llevo tus historias en mi corazón por eso es tan especial tu blog para mi :)

      Es verdad, que se le pusieron rojos... Yo y mi fabulosa memoria (ironía ON) espero impaciente tu próximo capítulo.

      Y YO ADOROOO QUE ADORES MIS COMENTARIOS LARGOS ^^

      Eliminar
    3. JAJAJAJA xD
      Que te saco los colores e.e jaja pues vete acostumbrando ;)
      ¡¿Y tú cuándo publicarás?! Echo de menos tu historia D:

      Y yo adoro que adores que adore tus comentarios largos (?) xDD

      <3

      Eliminar
  7. wouooo me encanta me e leído la historia en 2 días no podía parar, me han regañado por tu culpa, me he peleado con mis hermanos por el ordenador y me e llevado broncas de mi madre para que dejara el ordenador , infrganti cuando oía los ronquidos de mis padre encendía el ordenador para seguir, leyendo,e soñado con la historia y las diferentes continuaciones que yo me imaginaba, en fin tengo tantas cosas en la cabeza que no se que decir, al principio Natalia no me caía bien pero en estos últimos capítulos me ha empezaba a caer mejor , azkar me encanta
    me recuerda a mi gato yo hablo con el mientra el me mira a los ojos pero por desgracia el no hace conversaciones mentales, aunque casi mejor ya estoy bastante loca con solo tener mis propias conversaciones con migo misma para añadir otras mas, encontrado mi casa en este blog, bueno te dejo que me están maldiciendo por tener tanto rato el ordenador, y seguramente tu ya estés harta de mi .
    Pd: publica prontoo que me muero de impaciencia

    ResponderEliminar
  8. ¡Por fin he podido ponerme al día con esta bella historia!! me encanta como escribes. Los personajes de Shena y Kian han llegado a mi corazón. He pasado por la intriga por la ternura y la emoción. Te felicito. Ahora si seguiré al pie cada actualización. Un beso grande, Lou.

    ResponderEliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3