1 ago. 2012

De vuelta a la rutina + Cazadora Capítulo 25 (primera parte)

¡Hola! Mil perdones por la tardanza, pero las vacaciones en la playa han tomado mucho de mi tiempo. Sin embargo, he vuelto con más fuerzas que nunca y con mucha acción ;)
Aquí os dejo la última parte del Capítulo 24 (el último que publiqué, para que no os perdáis demasiado)
Un beso y que disfruten de la lectura :)

Ate. Patricia Ávila

"-Damas y caballeros, aquí tenemos a nuestros participantes.-se oyó la voz de un hombre en todos lados.-en el equipo número uno tenemos a Filianel, Rhons, Freen y Alana. Y en el equipo número dos podéis ver a Kian, Lyan, Natalia y Shena.-explicó, dando un especial énfasis en el último nombre, acaparando la atención del público, que la miró con curiosidad y evidente incertidumbre.- Sí, aquí está la última Hada de la Noche, seguro que hará un buen trabajo.-añadió para fastidio de Shena.

Kian aún no le había soltado la mano y ella le dio un pequeño apretón, inquieta. Él bajó la mirada hasta la de ella, tranquilizándola. Y ella pudo sonreírle levemente. Kian le guiñó un ojo y luego le soltó la mano. Encarando al público.

-Las apuestas quedan abiertas y el primer combate se decidirá en breve.-añadió el Noble. Su ronca voz resonó por todo el terreno, causándole un ligero escalofrío. Y llamando la atención de la gente.

Estaba nerviosa, preguntándose quién lucharía primero.

Una gran tabla dorada apareció en mitad del terreno, de forma que todos pudieran verla. Había dos columnas, para el equipo uno y el dos y luego cuatro filas, para los combates.

-Como todos sabrán, las elecciones de los combates son totalmente al azar. Veamos quién combatirá primero.

En la tabla apareció escrito en la columna del equipo uno que lucharía Freen. Se trataba nada más y nada menos que aquél que había mirado mordazmente a Shena. Y en la columna del equipo dos, el nombre de Natalia apareció, dejando un mal sabor de boca a Shena. Él parecía el más mortífero del grupo.

Se acercó a ella y con convicción le susurró al oído lo siguiente: -Ganarás, sé que eres capaz de eso y mucho más.

Natalia la miró con una gran calidez reflejada en sus ojos antes de bajar de la elevada plataforma y situarse en mitad del terreno de juego con gran determinación.

-Las apuestas para este primer combate quedan cerradas. ¿Ganará el equipo uno, o el dos? Se decidirá enseguida.

Shena observaba tensa. Natalia parecía tan pequeña ante aquél duende. Él la miraba con evidente diversión, pensando seguramente que sería realmente sencillo. Pero Lía no lo dejaría ganar con facilidad, era dura de pelar.

-Que dé comienzo el primer combate.-anunció Julián II. Tras sus palabras, sobre el terreno apareció todo lo necesario para un buen combate con magia. Estaba todo pensado, hasta que los árboles tuvieran las ramas altas y finas para que no se pudieran arrancar y usar como arma. Muy bien organizado. En la zona central había un gran lago, en los laterales distintos árboles y diversas fogatas repartidas por el resto del terreno.

Natalia se abalanzó sobre Freen, pillado por sorpresa ante la ferocidad de ella y llevándose una buena patada en el estómago.

Shena sonrió. No había armas, pero el cuerpo a cuerpo sí que se le daba bien a Natalia, muy astuta.

Después, antes de que él pudiera atraparla, voló cerca de una de las fogatas y el lago. El Hada de la Noche se preguntó qué pretendía.

Pero sabía una cosa, si el Noble quería espectáculo, con Natalia lo tendría."

FIN DEL CAPÍTULO 24

CAPÍTULO 25
Natalia tanteó el terreno lanzando pequeños conjuros que Freen deshacía con un leve movimiento de su mano. Con perspicacia, ella se acercó al lago, alejándose de Freen, quien acabó por acercarse a ella furioso. Al verlo tan cerca, ella dudó. Y él aprovechó para lanzarle una esfera de fuego que ella esquivó con facilidad saltando hacia él y aprovechando el impulso para darle una buena patada en el lateral de la cabeza, lo que pilló por sorpresa a Freen, que cayó por inercia al suelo.

Shena, que miraba atenta al combate, no pudo evitar carcajearse ante ello.
 
El duende se levantó con lentitud y escupió un poco de sangre, para luego mirar a la sonriente Natalia con unas ansias de matar que apagó un poco la felicidad de ella.

Sin que ella pudiera notarlo y lograr esquivarlo, una ráfaga de aire la arrastró hacia él y luego Freen le propinó un fuerte puñetazo en el abdomen.

El Hada de la Noche observaba el intercambio de golpes y ataques de magia con evidente ansiedad. Se podía ver a simple vista que poco a poco, Natalia se estaba agotando, mientras que el duende seguía tan fresco como al principio, a pesar de los numerosos golpes que Natalia le había dado. Si ella no lograba terminar pronto el combate, perdería.

Una repentino y dolorosa presión en la cabeza provocó que Shena dejara de prestar atención al combate, teniendo que cerrar los ojos ante el fuerte dolor. Se sentía realmente mal y no estaba si no empeorando.

Lyan se acercó hasta ella al oírla gemir levemente de dolor, y se arrodilló a su lado.

-¿Qué te ocurre?

-No lo sé.-admitió ella a media voz.- Necesito salir de aquí, Lyan.-Respondió ella y sin una palabra más, caminó un poco inestable hacia el duende que se encontraba a cargo de la plataforma en la que se encontraban.

-Señorita, si se va, se arriesga a que durante su ausencia si no está y le toca luchar en el siguiente combate, se le declarará perdedora de éste.-le advirtió él con seriedad, tratando de hacerle entender lo complicado del asunto.

El Hada de la Noche asintió, eso no le preocupaba pues estaba segura de que el noble no permitiría que la declararan perdedora, ya que la mayoría de la gente que allí se encontraba gastando su dinero y viendo los combates, esperaban ansiosos verla luchar a ella, la última hada de su clase.

Extendió sus alas y voló hasta un pequeño túnel que casi pasaba desapercibido a simple vista y que le permitió alejarse de la vista de toda esa gente.
Puso los pies en el suelo con dificultad, se sentía como si le estuvieran dando martillazos.

Recorrió el oscuro túnel apoyando la mano en la pared hasta que empezó a ver borroso el camino que debía seguir. Preocupada por quedar desprotegida, alcanzó con su mente la de Azkar.

-Ayúdame.- le logró pedir justo antes de que la oscuridad se cerrara a su alrededor al caer inconsciente, dándose con un fuerte golpe contra el suelo.

En el vacío de su mente, oyó una fuerte y cruel carcajada.

-Pronto serás mía.- prometió una oscura voz, antes de que esa presencia desapareciera por completo.

-¡Shena!-gritó Azkar en su mente.

Ella abrió levemente los ojos, lo suficiente para poder verlo a su lado, con una de sus oscuras patas apoyada en la marca que él mismo le hizo.

-Te trató de controlar para llevarte con él.-susurró el felino, temblando ligeramente. Shena alzó la mano izquierda y lo acarició un poco, tratando de tranquilizarlo.

Shena no necesitó que le dijera quién. Supo que había sido Akall, el asesino de todos los de su clase.

Gruñó al moverse para sentarse. Le dolía el hombro derecho, sobre el que seguramente había caído al desmayarse.

El dolor de cabeza ahora era apenas una ligera palpitación.

-¿Cómo…?-empezó ella a preguntar, pero él le interrumpió.

-Comenzaste a luchar contra su control desde el principio sin darte cuenta. Pero él es poderoso y poco a poco ganó terreno. No logro comprender cómo pudiste aguantar tanto tú sola.

Otro pensamiento le llegó, alarmándola, y desechando el mal genio que le provocó que él la subestimara.
-¡¿Cuánto tiempo llevo aquí?!

Su felino amigo bufó con humor, viendo por lo que ella se preocupaba y bajó la pata que tenía apoyada en ella.

-El suficiente para que el combate de Natalia terminara y el de Lyan comenzara…

Sin dejarle terminar, ella se puso en pie tan rápido como su adolorido cuerpo le permitió y caminó hacia el terreno de juego.

-Presiento que tú lucharás después, en el tercer combate. Estaré en las gradas, observándote.-Prometió antes de desaparecer por un pequeño hueco en la piedra.

-Muchas gracias Azkar, por todo.-logró decirle ella justo antes de que la luz del terreno de juego casi la cegara.

Obtuvo como respuesta un reconfortante y suave ronroneo que la acompañó hasta que estuvo situada de nuevo en la plataforma.

Kian apareció delante de ella a una velocidad increíble, con una mueca de furia apenas contenida.

-¡¿Dónde has estado?!-preguntó casi gritando. Al mirarlo, pudo distinguir un poco de preocupación en sus ojos.-Podría haberte tocado y hubieses perdido sin ni siquiera luchar, idiota.-gruñó.

Dándole una leve caricia en su mejilla derecha, Shena pasó a su lado y se dirigió hacia una cabizbaja Natalia que estaba sentada en el filo de la plataforma, con sus pies colgando, y que observaba fijamente el combate de Lyan. El Hada supuso que ella había perdido.

Aún sin contestarle a Kian, se sentó al lado de Natalia pensando en qué le podría decir, cómo averiguar qué había ocurrido, pero ella comenzó a hablar sin que Shena tuviera que preguntar.

-Me rendí. Fui una cobarde.-susurró ella, apenas conteniendo un sollozo.

Shena cogió la mano de ella e hizo que apartara la mirada del combate y la fijara en ella misma.

-Freen es el líder del grupo. Él es fuerte en la magia, tú lo eres en el combate cuerpo a cuerpo. Hiciste todo lo que pudiste y te retiraste sabiamente al ver que no podías continuar.-paró para quitar una lágrima que caía por su sonrosado rostro.-No podrías haber hecho nada más, no te culpes. Además,-se acercó a hablarle al oído.- adoré cuando le diste aquella patada en la cabeza que casi hizo que perdiera el combate.

Con eso logró que Natalia riera con suavidad al recordarlo, la liberó de la laguna de culpabilidad en la que ella misma se había metido, para que luego ambas dirigieran sus miradas al combate que ante ellas continuaba.

***

Kian miró al hada que estaba sentada al lado de Natalia. ¿No quería contarle lo que había estado haciendo durante ese tiempo en el que había desaparecido? Pues él se lo sonsacaría tarde o temprano.

Recordó cómo Lyan le contó preocupado lo que había ocurrido antes de que ella se fuera. Cómo él mismo la oyó gemir de dolor, causando que se preocupara. ¿Preocuparse? No, él necesitó saber qué le estaba causando tal dolor, ya que ella nunca se quejaba, y poder ayudarla.
Sin embargo, ella desapareció dejándolo con la palabra en la boca, tal y como acababa de hacer de nuevo al aparecer de vuelta.

¿Creía ella que no podía ver la herida que levemente sangraba en su hombro derecho? ¿Cómo trató ella de esconder su dolor cuando Natalia la abrazó agradecida de sus palabras?

Él pensó que a veces, esta hada no podía evitar ser amable con quien lo necesitaba, cómo se preocupaba de los demás, pero trataba siempre de ocultarlo. Por miedo, ¿quizás?
Kian la iba conociendo un poco más. Y llegaría el día en que ella finalmente confiara plenamente en él. Como casi lo había hecho dos días atrás, cuando le dejó que la abrazara. Aún no podía comprender por qué lloró ella. Aquello lo dejó realmente con un mal sabor de boca. Ansió sacarla de aquella tristeza y dolor que tanto la atormentaba, pero si ella no abría a los demás, ¿cómo llegar a conocerla realmente para poder ayudarla?

Aunque aquello bien podría ser lo que ella pensaba de él. De aquél grupo, tan sólo Lyan conocía su “secreto”. Nadie más que quedara vivo lo sabía. ¿Seria él capaz de contárselo a ella alguna vez?

Envuelto en sus pensamientos, decidió sentarse al lado de Natalia, cogiéndole de la mano y observando divertido cómo Shena miraba, por un leve momento, la unión de sus manos.

La multitud de gente miraba atentamente el combate que se desarrollaba a sus pies. Lyan estaba demostrando sus grandes conocimientos sobre magia, dando un impresionante espectáculo. Lo que seguro que contentaba al noble.

Lyan había demostrado ser capaz de manipular tanto fuego como agua, algo bastante incompatible, pero muy poderoso.
En cambio, el duende contra el que luchaba, Filianel, usaba el aire y el fuego.

En este combate era prácticamente imposible adivinar un ganador. Ambos habían evitado el combate cuerpo a cuerpo, lo que beneficiaba a Lyan y probablemente al otro duende también.

A lo largo del combate, ambos iban desgastándose por el largo tiempo de estar usando la magia. Cuando Filianel tuvo que apoyar una de sus rodillas en el suelo para mantener el equilibrio, Lyan avanzó con rapidez, a pesar de sus temblorosas piernas, y logró asestarle un puñetazo en pleno rostro que dejó fuera de combate a Filianel.

Kian sonrió, ese era Lyan. Siempre haciendo cosas que uno nunca se esperaría.
La multitud estalló en gritos y aplausos, en cuanto el duende calló al suelo de espaldas. Se declaró a Lyan como ganador y lo ayudaron a subir a la plataforma.

Miró cómo Natalia y Shena se acercaron con rapidez, ayudándolo a sentarse más o menos en el centro de la plataforma para evitar que en el caso de que se desmayara por agotamiento, se cayera de la plataforma. Se pusieron a hablar de lo bien que lo había hecho, animándolo y haciendo que él sonriera.

Kian dirigió su atención de nuevo a la voz que se retransmitía por todo el terreno y las gradas.

-¡Muy buen combate! ¡Espectacular! Y ahora como Lyan ganó, cada equipo lleva una derrota y un combate ganado. Así pues, es hora de seguir, el tercer combate ha de comenzar. Y ahora que la mitad de esta prueba del torneo ha terminado, el terreno de juego cambiará. Algo que no sabréis hasta que comience…-

Kian dejó de prestar atención. El terreno cambiaría, ¿dejarían de estar disponibles todos los elementos? Esperaba que no, porque si no se dificultaría mucho. Tan sólo quedaban por salir Shena y él. Esperaba que al menos hubiera un poco de naturaleza para el elemento que ella lograba controlar.

La tabla en donde salían los combates apareció de nuevo en el centro del terreno. En el equipo número uno apareció el nombre de Rhons y el de Alana. El duende que quedaba, el que parecía más imperturbable de todos y el hada que había en el grupo. De pelo negro y ojos verdes, observaba todo con un leve interés. En el equipo número dos, se vio el nombre de Shena junto con el suyo.

Confuso, Kian volvió a prestar atención al comentarista:

-Como habréis visto, este último combate será en parejas. Ha sido un pequeño cambio de última hora, señores. Pero esto no lo hará si no más interesante. Por favor, que los participantes que han salido permanezcan un momento en la plataforma hasta que el terreno sea modificado.-pidió.

Kian se acercó al borde de la plataforma, esperando a que Shena se separara de Natalia, quien le dio un pequeño y rápido abrazo causándole, sin que ella lo supiera, más daño en el hombro herido. No pudiendo evitar una pequeña mueca de dolor, Shena logró  ocultarla de Natalia, sin embargo, Kian pudo verla.

Cuando ella se acercó finalmente a él, la agarró del brazo que no tenía herido para que le mirara.

-He visto que estás herida, Shena. Aquí y ahora vas a prometerme que tras este combate, me contarás lo ocurrido y lo que provocó que te fueras de la casa el otro día.-casi le gruñó él, mirándola con firmeza.

Ella le miró fijamente durante un momento, notablemente indecisa sobre el tema.
-De acuerdo.-asintió finalmente, dirigiendo su mirada hacia el terreno de juego.

Una fuerte luz los deslumbró, obligándoles a cerrar los ojos.

16 comentarios:

  1. PATRICIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!♥

    Nada más veo que volviste & tenía que correr a darte la bienvenida de nuevo! (':

    Se te extrañaba un montón!! Ahorita tengo que irme pero en cuanto regrese, por la tarde, leo & comento el nuevo capítulo (:

    Que feliz me pone que estés de regreso! n_n

    ResponderEliminar
  2. Ufff, no sabes como te echado de menos y a tu maravillosa historia:) Espero que te la hayas pasado bn este verano!!!Bueno, que sobra decir que me ha encantado en capitulo, llengo de intriga por parte de Shena^^
    Cuidate, cariño!!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Any, pequeña mía :) Yo si que te he echado de menos :') Espero poder ponerme muy pronto al día y acabar de leer tu historia, para luego empezar a leer la nueva que estás por publicar :D

      Un beso y cuídate tú también :) <3

      Eliminar
  3. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡NATALIA!!!!!!! ;_;
    VOY A CARGARME A ESE DUENDE DEL DEMONIO.
    DIOS, LO ODIO D: ¿Como osa tocar a mi pequeña y adorable Nat? T^T ¡ESTÚPIDO BASTARDO! D:

    AMO la amistad entre Sheena y Natalia *-* Son tan absolutamente monas~~ no me peguéis, pero quiero yuri con esas dos >w< No sé, me gustaría que Sheena acabara con Natalia jajaja
    Kian fuera, lo siento =w=
    ¡Me gustaba más el duende nuevo con Sheena que Kian! Kian es demasiado posesivo para Sheena, con Natalia queda perfecto *-*
    Y Sheena con el duende rubio, que lo echo de menos >/////< (Sí, se que lo odiaba, pero la gente cambia jajaja)

    ¡SIGUIENTE! Y ni se te ocurra volver a tardar tanto ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!

      NUNCA me imaginé que querrías que Natalia y Shena acabaran juntas :OO!

      El duende nuevo es Aeris xD y él todavía no saldrá hasta dentro de dos capítulos, creo. xD
      ¿Qué crees que hará que Kian sea posesivo ante una persona que puede ser tan dulce como Shena?

      Ahí lo dejo e.e

      No tardaré tanto, I promise :)

      <3

      Eliminar
  4. Azkar al rescate!! O.O Ese gato es mi adoración.

    No volveré a opinar sobre ningún rollo amoroso en esta historia porque justo cuando creo que va a haber algo entre los personajes, al final todo indica que no. Y ahora Gaby quiere romance con Sheena & Natalia .___.

    Por lo demás, estoy segura que el equipo de Sheena ganará. Aunque haber cómo le va a ella si se sigue sintiendo mal & con el hombro herido antes de empezar. Tengo mucha curiosidad sobre el nuevo terreno en el que van a participar .-. no tengo idea de cómo será.

    A mí me encantaría poder controlar el aire, sería tan fantástico! & no estaría mal eso de controlar también la tierra; hablar con los árboles viene bien. Aunque el fuego & el agua no se quedan atrás... si se pudiera elegir yo sería algo así como el avatar \.___./

    Lo de Natalia me ha dado algo de cosa :S ahora podemos ver su lado sensible & debió ser muy duro para ella tener que retirarse.


    Espero al siguiente capítulo♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azkar es mi personaje favorito ^-^

      El romance en Cazadora va a ser muuy imprevisible, lo aviso ;)

      El nuevo terreno de juego me ha dado unos cuantos calentamientos de cabeza, pero creo que os gustará :3

      El poder que a mí me encantaría controlar sería el agua o quizás la naturaleza :)

      Natalia...Natalia no es lo que parece. Ahí lo dejo e.e xDD

      Pronto el siguiente :)

      Eliminar
  5. OMG! Como dice Kashmir, adoro a Azkar, es que es tan... adorablemente preocupado por Sheena *.*

    Que rabia me ha dado que Natalia perdiera >.< Tengo que confesar que básicamente hasta hace un par de capítulos o así, me caía rematadamente mal, ahora ya no jaja

    Apostar por un romance seguro en esta historia es prácticamente imposible, así que me guardo mis opiniones amorosas porque de fijo que no acierto jaja

    Estoy en tensión por el combate de parejas. Sheena está herida así que supongo que va a tener dificultades, pero tengo esperanzas en que van a ganar!!

    Un saludo y espero el siguiente capítulo con muchísimas ganas!!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay una nueva personita <3
      Me alegra que te guste mi historia :)

      Y respecto a los romances.. ay ay jaja ni yo sé aún cómo irán. Cambio de opinión dos veces al día xDD

      <3

      Eliminar
  6. ¡NO SABES CUANTO TIEMPO HE ESTADO ESPERANDO A QUE PUBLICARAS!

    Nos dejas con la miel en la boca cada vez que acabas el capítulo. O al menos a mi porque tengo unas ganas tremendas de que subas un capítulo nuevo.

    Aquí parece que cada una tiene su personaje favorito, pues para cambiar un poco, mi favorito es Lyan. Es tierno, serio cuando se necesita y ayuda a todos cuando lo necesitan. Un amor *-*

    Por cierto, tienes que ir desvelando ya el secreto de Kian que me dejas con una incertidumbre impresionante, no me deja dormir ¬¬ y va en serio. Me como mucho la cabeza con todo...

    ¡SUBE PRONTO POR FAVOR, TE LO PIDO DE RODILLAS SI QUIERES!

    Un beso muy grande preciosa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Pauline(L)
      El capítulo nuevvo estará en menos de dos días. O eso intento xD

      Lyan es un personaje un poco imprevisible. Ya lo verás más adelante :3

      Jajajaja ¿el secreto de Kian? Huy huy jaja ya se verá :P Creo que será algo que no esperará nadie xDD

      Otro para tí linda:) <3

      Eliminar
  7. Nueva por aquí, leyendo de a poquito espero ponerme al corriente con esta historia :)

    -Cherry
    (http://anotherstoryofyouandme.blogspot.mx/)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Cherry :) Espero que te esté gustando(L)

      Eliminar
  8. Patri :) He vuelto a blogger!
    espero que nos comuniquemos :P
    ya tengo redes sociales jejejej asi sera mejor!
    Me gusta como va avanzando tu historia!
    y la portada es maravillosa!
    no dudes en presentarla en pdf cuando ya la tengas lista :)
    o mejor aun...llevarla al papel!
    bueno un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :O ¡Annie! Mi niña perdida :')
      Ay..llevarla al papel..el sueño de toda escritora jaja se intentará :)

      Tenemos que ponernos en contacto ¿eh? ;)

      Un beso<3

      Eliminar

Me alegra que te animes a comentar.
Los comentarios alimentan mis ganas de seguir escribiendo :)
¡Se aceptan críticas constructivas!
Gracias<3